Candy

candy-candy-the-movie-28551133-720-405

Otra historia de amor, dirás, escéptico ante las relaciones que profesan una felicidad abrumadora marcada por la incoherencia del utópico cine romántico; teniendo como primer prejuicio la dulzura del ahora lejano Heath Ledger y a una actriz no tan conocida (Abbie Cornish, asemejando en apariencia a una inofensiva muñeca).

Y sí, lo es, es otra historia de amor llena de dulces y de colores. Contacto, unión, miel y poesía en un contexto donde los dulces (drogas) son un mero vehículo para evadir el compromiso a una grisácea y aburrida vida adulta.

¿Quién querría fugarse ante la falta de preocupación por el mañana? O fugarse ante la opción de ser un astronauta; de vivir para bailar. Movimiento, música, silencio. Lo hermoso de no escuchar mayor estruendo que el latido de tu corazón alejado del ruido del tránsito. Tu cuerpo no pesa y el camino, réplica exacta de todo aquello que soñaste ser. Instante alimentado con dulces que cambian de color y maximizan cada arista. Ojos, brazos y piernas y pasteles. Besos en un lienzo, frescura de un día de verano sin sandalias; despeinados y sin prisa, sin presión.

Una niña que lleva el dulce en su nombre, frustrada ante su propia negación en la tierra; ligada y sin opción de escapar al inquisitivo poder de una madre. Gusta de colorear los días de su amado -un niño que va por la vida flotando ante lo inesperado y sin una premisa de una mañana que dé frutos.

Mano a mano, en cuerpo y alma se atragantan de azúcar.

Azúcar:

Disfraz de eternidad que no prevé lo funesto y putrefacto del agua corriente o el incendio devorando el bosque.

Suciedad, destrucción de huesos, incontinencia de control, ira acumulada, vacío que ataca los nervios y altera la conciencia .

Muerte del individuo en su complejidad y en su totalidad; dolor anestesiado, con un abrazo como punto final.

Si estás decidido a probar nuevamente la miel y el horrible dolor de un estómago perforado entonces este filme va a ser un drama que no pasará desapercibido. Permanecer es un pase directo a la muerte y no permanecer también.

Director:Neil Armfield

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s